El análisis estadístico de transferencias de votos indica que el principal beneficiario de la mayor concurrencia de electores del último domingo respecto de las elecciones primarias –78% contra 70%, un incremento muy por sobre el promedio de los registrados entre estas instancias– fue Sergio Massa: se alzó con las preferencias de al menos la mitad de los votantes que se ausentaron en agosto. Estos ciudadanos también apoyaron a Javier Milei y a Patricia Bullrich pero en mucha menor proporción. El ministro de Economía también aparece favorecido por el grueso de los que votaron a precandidatos que en agosto no superaron el piso mínimo legal.

Otra transferencia notoria son los más de dos puntos que votaron a Milei en primarias y que ahora aparecen prefiriendo a Juan Schiaretti, aunque esta estimación está cerca del límite del nivel de confianza del método aplicado. El análisis también da cuenta que durante la primera vuelta los candidatos preservaron la abrumadora mayoría de los votos a sus agrupaciones en primarias, en proporciones variadas. También es destacable la mayor transferencia de votos en blanco de las primarias hacia Massa que a sus competidores, si bien otra vez en el límite del nivel de confianza.

La metodología

Los diagramas que ilustran esta nota muestran las transferencias de votos. A la izquierda se ubican los porcentajes de votos para cada opción electoral en primarias y a la derecha los porcentajes en la primera vuelta, ambos calculados sobre la totalidad de los votantes en cualquiera de las dos instancias, lo que incluye los ausentes en una que votaron en la otra. Las líneas que los unen y su grosor representan los puntos porcentuales que estimamos que fueron transferidos. Todos los porcentajes de análisis incluyen votos en blanco, votos nulos y ausentes que votaron en la otra instancia. De ahí que no coincidan con los porcentajes de los resultados oficiales, calculados sobre votos válidos en primarias (es decir, votos a agrupaciones más votos en blanco) y sobre votos afirmativos (solo a agrupaciones) en la primera vuelta.

Para estimar estos flujos de votantes aplicamos a los resultados desagregados tanto a nivel de los cerca de 17.000 establecimientos de votación como a nivel de las más de 100.000 mesas un modelo estadístico llamado de “inferencia ecológica” desarrollado por el cientista político Gary King (Universidad de Harvard) que ha sido aceptado en tribunales de Estados Unidos para dirimir casos de discriminación racial en la demarcación de distritos electorales. Los resultados obtenidos han sido en esencia los mismos usando los establecimientos o las mesas. La base de datos de resultados proviene del servicio de datos puesto a disposición de los medios de comunicación por la Dirección Nacional Electoral y parte del código para la implementación del modelo fue facilitado por el politólogo Ernesto Calvo de la Universidad de Maryland. Adicionalmente, disponemos de una aplicación que permite visualizar los diagramas de estimación de transferencias en cada provincia y la Capital Federal a nivel de mesas.

Es importante también destacar que los valores pequeños (digamos, por debajo de dos por ciento) pueden contener márgenes de error considerables y esas finas líneas que cruzan el diagrama aparecen solo porque el modelo imputa el destino de todos los votos. Esto significa en este caso que las estimaciones que deben interpretarse con más cautela son aquellos flujos de menor cuantía y los que involucran las opciones electorales menos votadas. Por lo demás, siempre conviene contrastar estas estimaciones con las obtenidas mediante encuestas y otras mediciones de opinión.

Equipo de Datos del Grupo Octubre

* Politólogo

** Computólogo