Fernando Burlando pidió la detención del Indio Solari, aunque para tranquilizar un poco las aguas de los ricoteros cabe la pena destacar que se trata solamente de un pedido que después puede ser tomado en cuenta o no por la Justicia.

Burlando está oficiando como abogado defensor de los familiares de las víctimas del show en Olavarría y por eso acusa al cantante de «doble homicidio simple».

Pero, al mismo tiempo, el abogado realizó otra denuncia por «evasión fiscal» destinada al Intendente de Olavarría, Ezequiel Galli, quien parece haber salido ileso hasta el momento por lo ocurrido en su municipio durante el show.

«Es muy factible que se hayan sobrevendido entradas para buscar un enriquecimiento ilícito y la posible evasión fiscal como un extra en la facturación que posibilita esconder dinero (negro) con el sólo efecto de defraudar al Estado», indicó Burlando.

El fiscal federal Federico Delgado hizo lugar a la presentación y pidió que se recolecten pruebas. Según se denunció, habrían existido irregularidades en el recital en cuanto a lo impositivo.