En cuanto a las acciones desde el aire, las dos aeronaves que despegaron el día viernes salieron con el objetivo de sobrevolar nuevamente el último punto de conexión del localizador inReach que portaba Elio Torres. Durante el vuelo se siguió la costa en dirección a Thetis donde se realizó un aterrizaje estratégico. En esta ocasión se transportó a un experto en búsqueda con su canino especializado junto a dos voluntarios aportados por la familia de Torres, quienes se suman a la misión para colaborar en el terreno.

En paralelo, la Armada Argentina ha retomado sus actividades de búsqueda en tierra. Un grupo comienza el trayecto hacia Rancho Viejo, para luego aproximarse a Bahía Slogget; mientras que, un buque de la misma fuerza navega rumbo a la Bahía Buen Suceso. En esta última zona se desplegará personal que llevará a cabo nuevamente un rastrillaje en dirección este y oeste.

Cabe destacar que en los últimos días retornaron los grupos de búsqueda que se encontraban apostados en Península Mitre desde el 30 de julio y que inspeccionaron el área hasta el miércoles pasado. En ocasión de intentar dar con el paradero de Torres, se rastrillaron a pie más de 150 kilómetros en condiciones climáticas muy adversas.

Además, se comunicó que las autoridades permitieron el ingreso a la zona de nuevos voluntarios, donde el Comité Operativo de Búsqueda se encargó de evaluar la idoneidad de cada uno de ellos y la capacidad de sus equipos técnicos en comunicación para afrontar el clima y la rigurosidad del suelo.

fuente: actualidadtdf