La estrategia de la CGT para confrontar con el DNU de Milei que desregula por completo la economía del país y destruye los derechos laborales ya comenzó a desarrollarse. Lo primero fue la presentación ante la justicia laboral de un escrito para que declare inconstitucional el decreto y, además, un amparo para que no se aplique la reforma laboral que incluye el cuestionado DNU. Por otra parte está la acción directa que este miércoles se expresará en la concentración frente a los tribunales de la calle Talcahuano, donde participarán las dos CTA y organizaciones sociales. Algunas de estas últimas llegarán con el reclamo de un paro general. Algo que no sucederá, al menos en Plaza Lavalle, sino que todo pasará para el jueves cuando la principal central obrera realice un Comité Central Confederal que elaborará el plan de lucha. Mientras, el gobierno nacional ya advirtió que aplicará el protocolo antipiquetes aunque lo de este miércoles esté lejos de ser un piquete.

La presentación judicial de la CGT ya se realizó, lleva la firma de los triunviros Héctor Daer, Carlos Acuña y Pablo Moyano, pero su consejo directivo consideró necesario acompañar la presentación con una expresión callejera. El plantón frente a los Tribunales incluirá la lectura de un documento que no tendrá, según trascendió, un llamado a un paro o huelga general. Junto a la CGT estarán las dos CTA y el Movimiento Evita.

Entre los referentes sindicales se afirma que nadie impedirá que participen las organizaciones sociales, pero advierten que la de este miércoles es una actividad exclusivamente sindical.

La participación de todas estas organizaciones hace prever una cantidad de gente que colmará sin problemas la Plaza Lavalle y alrededores. Solo resta saber cuál será la actitud del gobierno nacional que ya reiteró su discurso antimovilizaciones e incluso insistió con la amenaza: “el que corta no cobra” destinado a los beneficiarios de planes sociales.

Desde el Ministerio de Seguridad que dirige Patricia Bullrich se jactaron del pedido de autorización que hizo la CGT para realizar la concentración, como si eso fuera una derrota del movimiento obrero. Es más, en el comunicado destacaron que la central obrera presentó un seguro de responsabilidad civil por 10 millones de pesos.

La concentración fue convocada para las 11 donde también participará ATE, uno de los gremios estatales afectados por la motosierra libertaria: el Gobierno decretó el despido de 7 mil personas contratadas. “Que nadie espere que aceptemos ni un solo despido”, señaló el secretario general de ATE, Rodolfo Aguiar y dejó en claro que la pelea gremial será larga y costosa.

Entre las organizaciones sociales que ya anunciaron su presencia en la movilización a Tribunales están la Unión de Trabajadores de la Economía Popular, el Frente de Organizaciones en Lucha, el Polo Obrero y la Unidad Piquetera.

El Comité Central

Una vez realizada la manifestación ante los Tribunales, la CGT reunirá el Comité Central Confederal. Este espacio tiene la capacidad de elaborar el plan de lucha que incluirá la posibilidad de llamar a una huelga nacional. Cómo ya ocurrió en otras oportunidades, el CCC le otorgará al triunvirato la potestad de activar el plan de lucha y, sobre todo, la decisión de ponerle una fecha a la medida de acción directa más importante que tienen los trabajadores organizados: el paro general.

A esta altura del año y los acontecimientos, todo indica que la definición de esa fecha estará determinada por el devenir judicial que tengan las presentaciones en los tribunales contra el DNU de Milei.

Hacia adentro de la CGT hay sectores que presionan por la convocatoria al paro. La semana pasada durante la reunión de la mesa chica ampliada que se realizó en la sede de la Uocra, el ferroviario Omar Maturano reclamó el paro nacional pero por ahora no encontró el eco necesario. La conducción de la CGT quiere agotar todas las instancias antes de romper los puentes con la Casa Rosada.

Con los senadores de UxP

En la senda de agotar instancias que se autoimpuso la CGT se incluyó la reunión con senadores nacionales de Unión por la Patria. El encuentro se realizó durante la tarde de este martes y participaron 16 de los 33 senadores que se encontraban en el Senado. Charlaron dos horas, los sindicalistas les pidieron a los legisladores que rechacen el DNU tanto en la Comisión Bicameral de Tramite Legislativo, la encargada de evaluar los decretos presidenciales, como también en el recinto de la Cámara alta.

Estuvieron Daer; su par de la CTA, el diputado nacional Hugo Yasky; el titular de UPCN, Andrés Rodríguez; el de UOCRA, Gerardo Martínez, el de la CTA Autónoma, Hugo Godoy.

Al finalizar el encuentro, el titular del bloque de senadores de UxP, José Mayans dijo que “este decreto vulnera el Estado de Derecho y rompe el principio de la división de poderes”. Daer afirmó que se busca frenar el DNU “por el contenido absurdo de derogar 300 leyes, y tambien por la forma autoritaria de gobernar dejando de lado el Parlamento”.