Calamaro saca a relucir su nueva historia, que redobla la apuesta del típico video clip, a un corto dirigido por el cineasta Leo Damario.

En el clip se cuenta la historia de una asesina de artistas, y su primera víctima es ‘Lolo’, el ex Miranda, quien yace en el suelo muerto luego de su trabajo.

En el video se cuenta la historia de «una organización criminal destinada a realizar los trabajos sucios de los sellos discográficos, los políticos de turno y los moralistas del poder». ¿Un mensaje para las grandes empresas del mundo de la música?.
De la Redacción de Diario Registrado /