Noticias

Una nueva dotación custodia la Isla de los Estados

todaymiércoles 21 de junio de 2023 21

Fondo
share close

El Área Naval Austral concretó días atrás el quinto relevo de la dotación de personal que permaneció entre el 1º de mayo y el 14 de junio en el apostadero naval de Puerto Parry.

USHUAIA.- Tras zarpar del muelle de la Base Naval Ushuaia el aviso ARA “Piedrabuena” realizó el recambio de personal y el reaprovisionamiento de material del Apostadero Naval. La nueva dotación que llegó el 14 de junio pasado está conformada por el suboficial primero de Infantería de Marina, Ignacio Chávez –nuevo jefe del apostadero entrante-; el suboficial segundo enfermero, Francisco Guantay; el cabo principal electricista, Cristian Torres y el cabo primero de servicios hidrográficos, Miguel Reyes.

La nueva dotación permanecerá en custodia de la Isla de los Estados durante 45 días.

Allí fueron recibidos por la jefa del Apostadero Naval saliente, guardiamarina Leila Pamela Ávila, destinada en Ushuaia luego de su graduación como jefe de Puesto en Isla de los Estados. Además de Ávila, asistieron a ese patrullaje el cabo primero enfermero, Eusebio Calleja; el cabo primero maquinista, Álvaro Zárate y la cabo primero comunicante, Erika Valle.

La permanencia de cada dotación es de 45 días y ese tiempo puede extenderse según las condiciones climáticas y de servicios. La función por la que son asignados es para ejercer el control marítimo y las escuchas de los buques que pasan por la zona, según indicó la jefa saliente Ávila. Asimismo, se ocupan de la conservación del sector y “asistencia de las personas que se encuentren navegando en aguas argentinas cercanas a la Isla”.

En cuanto al personal que presta servicios allí, Ávila sostuvo que se ocupan del mantenimiento de las máquinas y la electricidad del apostadero, también cuentan con la presencia de un enfermero y como tercer integrante “puede ser un comunicante o alguna otra especialidad dentro de las comunicaciones”, explicó.

Los marinos apostados en Puerto Parry deben comunicarse con los tripulantes de las embarcaciones que navegan en aguas argentinas e indicarles -en el caso que deseen desembarcar- cuáles son las normativas a seguir, con estricto cumplimiento de las directivas en el marco del Tratado de Paz y Amistad que nuestro país mantiene con la República de Chile.

Escrito por Julio Molina

Rate it

0%