Noticias

Una reunión clave puede evitar que la industria se vuelva a paralizar esta semana

todaylunes 24 de julio de 2023 13

Fondo
share close

SOCIEDAD

Un conflicto gremial entra, desde este lunes, en su mayor tensión. Gremialistas y empresas deberán reunirse en el Ministerio de Trabajo para evitar que continúe la medida de fuerza que ya puso en riesgo la producción de numerosas empresas la semana pasada.


 

Después de varios días de tensión por el paro de la Unión Obrera Metalúrgica, este lunes es un día clave para avanzar en la solución por la medida de fuerza que paralizó la producción en muchas industrias, desde autopartistas a terminales de electrónica o plantas de aluminio.

El Ministerio de Trabajo dictó el jueves pasado la conciliación obligatoria por el conflicto generado tras la decisión de la entidad gremial de implementar un cese de actividad por seis días en reclamo de mejoras salariales. La medida oficial fue dispuesta a partir del viernes pasado a las 17.

La cartera liderada por Raquel “Kelly” Olmos convocó a las partes a una audiencia este lunes 24 de julio. Por medio de un comunicado, el Gobierno consideró que “resulta necesario disponer las medidas pertinentes para promover una solución pacífica y legal al conflicto planteado”.

De ese modo, decidieron “dar por iniciado un período de conciliación obligatoria por el término de seis (6) días, de acuerdo a lo establecido en el Artículo 11° de la normativa preindicada, debiendo retrotraerse la situación a la existente con anterioridad al inicio del conflicto y por el plazo de duración del presente procedimiento conciliatorio”, de acuerdo a lo que señalaron en el artículo 2 del documento.

Las cámaras involucradas en la lucha con la UOM son la Cámara de la Pequeña y Mediana Industria Metalúrgica de la República Argentina (CAMIMA), la Asociación de Fábricas Argentinas Terminales Electrónicas (AFARTE), la Cámara Argentina de la Industria del Aluminio y Actividades afines (CAIAMA), la Federación de Cámaras industriales de artefactos para el hogar (FEDEHOGAR), la Asociación de fábricas Argentinas de Componentes (AFAC) y la Asociación de Industrias Metalúrgicas de la República Argentina (ADIMRA).

La UOM reclama un incremento en los salarios del 60% por el primer semestre y una suma fija para que los trabajadores no pierdan su poder adquisitivo frente al crecimiento inflacionario.

En el sector empresario hay mucha preocupación por cómo evolucionará el conflicto, pese al dictado de conciliación obligatoria, teniendo en cuenta los antecedentes de los últimos días.

Principalmente, cuestionan la demora en la intervención del Ministerio de Trabajo que permitió que el cese de actividades paralizara la producción en muchos sectores.

Por ejemplo, el dictado de la conciliación fue realizado el jueves por la noche, después de dos días de paro, pero no de carácter inmediato sino a partir del día siguiente a las 17. De esta forma, avaló un día más de huelga, con el perjuicio para el sector privado.

Por otro lado, en las empresas no tienen confirmación que el gremio de la UOM acate la medida dispuesta por el Ministerio por lo que la incertidumbre se extenderá hasta este lunes, cuando los operarios tengan que volver a sus puestos de trabajo.

En caso de un agravamiento del conflicto, el cese de actividades se generalizará. Automotrices como Ford y Volkswagen no trabajaron el jueves y viernes por problemas con sus proveedores que sufrieron la medida de fuerza metalúrgica.

A esto se suma la posición que adoptará el gremio de SMATA si no hay acuerdo entre el sector privado y la UOM. En rubros como el automotor, la semana pasada algunas empresas estaban de vacaciones y evitó a que se tomara una decisión. Sin embargo, hay temor de que el gremio mecánico se solidarice con los metalúrgicos.

Desde las empresas también advierten que el Ministerio de Trabajo tuvo una actitud parcial durante las negociaciones.

“El comportamiento del Ministerio de Trabajo no fue el mejor y ya no le tenemos confianza. Nos pidió que negociáramos y que iba a sacar la conciliación, pero estiró la decisión hasta el viernes a la tarde. También ejerció distintas formas de presión para que cediéramos. Por eso es una incógnita lo que puede pasar el lunes”, señalaron a MDZ desde una empresa que sintió más fuerte el paro metalúrgico.

Algunas empresas, anticipándose a la medida de fuerza, dieron aumentos de sueldo a cuenta de la actualización paritaria y lograron evitar la medida de fuerza.

Durante una protesta frente a la oficinas de Techint, la semana pasada, el secretario general de la UOM, Abel Furlán, dijo: “Estamos hoy aquí en este lugar precisamente para decirle al Grupo Techint que deje de intervenir con el resto de las cámaras en nuestra discusión paritaria, que no se entrometa y que permite que la negociación llegue a buen puerto, porque es lo que necesitamos los trabajadores”.

Este dirigente está alineado al kirchnerismo, es muy cercano a La Cámpora y a Cristina Fernández de Kirchner y desplazó al histórico Antonio Caló del poderoso gremio.

Escrito por Julio Molina

Rate it

0%